Reingeniería sindical hacia un gremio petrolero de resultados

En entrevista con Global Energy, el presidente de la Unión Nacional para el Desarrollo Profesional, Económico y Social de los Trabajadores de la Industria Petrolera, Omar Toledo Aburto, detalló el plan de acción de su organización hacia la modernización del STPRM y los obstáculos que han protagonizado hacia la renovación de su dirigencia.

 

Por Aldo Santillán

Tras una larga historia de batallas legales contra la corrupción al interior del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Omar Toledo Aburto, aspirante a la Secretaría General de esta asociación, aseguró que sí es posible convertir al gremio en “una palanca de desarrollo a nivel interno, para Petróleos Mexicanos y, en términos generales, para todo el país”.

La corrupción dentro del sindicato “la venimos arrastrando desde hace décadas. Es hora de que hay democratización, que todos sus representantes sean elegidos por la clase trabajadora, apegados a estatutos. Que no haya imposiciones, como ha dicho nuestro presidente” Enrique Peña Nieto.

“Se requiere una limpia general dentro de nuestro gremio, eliminar la corrupción de los funcionarios de nuestro sindicato, que es lo que ha generado la apatía de todos los trabajadores”, agregó.

Toledo Aburto, quien aspira a dirigir el STPR, dejó en claro que la reforma energética aprobada recientemente requiere de la especialización y conocimientos de quienes actualmente forman parte de su plantilla laboral.

“Ciertamente, el sindicato debe transformarse hacia la modernidad, porque Petróleos Mexicanos requiere de su ayuda para transformarse en una de las mejores empresas del mundo”, afirmó.

En este sentido, el dirigente petrolero refrendó su compromiso de trabajar para que el sindicato cumpla de forma integral con su razón de ser: que sea un proyecto de crecimiento enfocado a resultados, en el que todos y cada uno de los trabajadores tengan el pleno convencimiento de “ponerse la camiseta y sudarla”.

Por otra parte, relató que tras casi una década de interponer recursos legales para devolver al Sindicato Petrolero su esencia de defender los derechos de sus agremiados, por fin hay señales de que habrá una “evolución” en este activo de Petróleos Mexicanos.

Toledo Aburto detalló los abusos más relevantes que el liderazgo de Carlos Romero Deschamps ha cometido en contra de los agremiados en el STPRM, englobados en un solo concepto: terrorismo sindical.

“Se cobran altos intereses a los trabajadores que solicitan un préstamo, aunque sea proveniente de su caja de ahorro. No obstante, el Contrato Colectivo de Trabajo obliga a la dirigencia a procurar vivienda digna a los agremiados, así como medicina de patente, por ejemplo. En los hechos, se les compromete con viviendas en mal estado y sobrevaluadas, y en lo que toca a los medicamentos, simplemente no hay”, agregó.

Toledo Aburto se dijo preocupado de la dignidad que ha perdido el trabajador petrolero, pues hay una vergüenza generalizada a reconocer su fuente de empleo.

“Ahora, con la cabeza agachada, responden soy empleado de Pemex”, aseveró al destacar que uno de sus principales compromisos es devolverles la dignidad y el orgullo de ser petroleros, porque “somos mano calificada para desarrollar los desafíos que enfrenta la empresa, resultado de la inversión de millones de pesos en capacitación y certificación”, puntualizó.

Hacia la democratización del STPRM

Al confiar que con el cambio de gobierno la transformación al interior del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana ya es posible, pues las administraciones panistas representaron un obstáculo para avanzar hacia la democratización y transparencia al interior de esta organización, Toledo Aburto comentó que su aliado en este objetivo es el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

“Luchamos porque se respeten los estatutos y que no haya más imposiciones. Es hora de que se dé la democratización y que todos los representantes del sindicato sean electos por la clase trabajadora. Vamos a hacer las cosas como se debe”, agregó.

Enfatizó que la transparencia permitirá al sindicato tener una correcta organización y administración, que redundará en beneficios que llegarán a todos los sectores y, lo más importante, a la población en general.

Una Reforma Energética que conviene a todos

El presidente de la Unión Nacional para el Desarrollo profesional, Económico y Social de los Trabajadores de la Industria Petrolera afirmó que la reforma energética “jamás nos va a afectar”, no obstante que el desplazamiento de la plantilla laboral sindicalizada tendría severas consecuencias, a propósito del alto nivel de capacitación y la certificación de sus elementos.

“La reforma energética nos beneficia, jamás nos va a afectar. Tenemos que romper ese paradigma, que es lo que nos ha mantenido en el retraso”, destacó.

Toledo Aburto dijo que Petróleos Mexicanos se verá beneficiado con la participación de compañías privadas que cuentan con el equipo necesario para poder explotar de mejor manera los recursos que están bajo la facultad de la paraestatal.