La nueva legión petrolera mexicana

Los recursos petroleros estimados en México ascienden a 53 mil 800 millones de barriles de petróleo crudo: el 55 por ciento, en aguas profundas, 33 por ciento en las Cuencas del Sureste, 3.1 por ciento en la cuenca Tampico-Misantla, que abarca los campos de Chicontepec y el ocho por ciento en las cuencas de gas no asociado: Carlos Morales Gil, Director General de Petrobal

La apertura del sector energético nacional permitió la llegada de grandes jugadores petroleros globales, pero también impulsó la presencia de participantes mexicanos con experiencia.

Al sector energético mexicano han llegado inversionistas del mundo entero a tratar de posicionarse en un sector lleno de oportunidades, claramente estamos frente a una señal de que el negocio en este rubro será cuantioso. Pero los tiempos cambian, ahora también los empresarios mexicanos compiten, buscan oportunidades para maximizar sus ganancias, generar empleos y reimpulsar sectores que parecen contar con oportunidades.

Además de Pemex, la empresa más valiosa de México, un cúmulo de inversionistas nacionales se han posicionado en el estratégico sector energético, se trata de la nueva legión petrolera mexicana, que busca oportunidades, que quiere participar de la riqueza en el mercado, mucha de la cual está enterrada a cientos de kilómetros en el suelo nacional. Ésta legión azteca se ha conformado a lo largo de los últimos dos y máximo tres años, es joven hablando si nos referimos a ellos como inversionistas en el mercado energético, pero sus miembros no son novatos, saben de lo que se trata en cuestión de riesgos y oportunidades, son empresarios forjados a lo largo de los años en otros sectores y en la muchas veces sinuosa economía mexicana.

No en balde apellidos como Slim, Larrea, Quintana y Garza Sada, figuran dentro de ésta legión petrolera mexicana, no son poca cosa, se trata de personajes que han forjado en el país un prestigio, son dueños de las empresas mexicanas más emblemáticas, generan miles de empleos y quieren más. Bienvenida la nueva legión petrolera mexicana.

Legión con experiencia

Como señalamos, los legionarios del sector energético son empresarios conocidos y reconocidos en el país: Carlos Slim, Germán Larrea, Alonso Quintana y Armando Garza Sada, son los más visibles por el éxito alcanzado en otros mercados y diferentes negocios, pero también existen varios más que no por ser menos conocidos dejan de ser importantes.

Por ejemplo, Grupo R, comandado por Rogelio Garza Cantú, ha estado en el mercado energético mexicano desde muchos años antes, participando como proveedor de servicios para la entonces empresa petrolera paraestatal Petróleos Mexicanos, gracias a ello ha consolidado activos como plataformas de exploración y mantenimiento, así como barcos, es una empresa gigante a la que la Reforma Energética le permitirá consolidarse como una de las líderes en el sector, con origen nacional. Los nuevos jugadores son compañías que asumen los riesgos, a cambio de la posibilidad de capturar enormes ganancias. La magnitud del margen de ganancia tiene mucho que ver con el tamaño del riesgo.

Otra empresa que destaca es Sierra Oil and Gas, en su sitio corporativo destacan varias cosas, las señalamos. Sierra está a la vanguardia de las empresas petroleras independientes en México, su visión tanto en upstream como en midstream, es muy específica. En upstream se enfoca en proyectos de alta calidad, en distintas etapas de desarrollo y en cuencas muy específicas. En midstream, están concentrados en la construcción de infraestructura de almacenamiento y de distribución de petrolíferos

La empresa señala tener un fuerte compromiso con la transparencia, la educación, el cuidado ambiental y la seguridad industrial. Pero lo que más llama la atención es la conformación de su capital, estructurado de una forma que no se observa en éste tipo de compañías. Sierra Oil and Gas está respaldada por capital institucional, a través de dos certificados de capital de desarrollo (CKD) y fondos internacionales de capital privado de gran prestigio

​Sierra es la única empresa petrolera financiada por dos Certificados de Capital de Desarrollo  (CKD), parcialmente financiado por AFORES o fondos de retiro y pensiones, los cuales representan 35 por ciento del total del capital de la empresa. También destaca la experiencia de su planta ejecutiva, con un promedio individual de 25 años de experiencia en la industria petrolera mexicana y de otras naciones.

Otros de los temas en los que destacan sus ejecutivos son:

  • Descubrimientos por más de 1,000 mmbpce en cuencas frontera.La conceptualización, desarrollo y ejecución de proyectos de infraestructura petrolera
  • La implementación original de pozos inteligentes y tecnologías de recuperación mejorada (EOR) en campos maduros
  • La conceptualización y dirección de PMI, el brazo de comercio internacional de Pemex, durante sus fases tempranas
  • La fundación de una empresa de servicios líder; la construcción y operación de más de 1,100 km de ductos
  • La fundación de una empresa de sísmica hoy ampliamente reconocida como líder en su ramo
  • La principal asesoría externa de Pemex en materia de contratos de servicios integrales, previo a la reforma energética

Hace unos meses Sierra Oild and Gas en asociación con Talos y Premium descubrieron un yacimiento con reservas potenciales de hasta 2 mil millones de barriles, Sierra es propietaria del 45 por ciento del campo. También los inversionistas siguen la pista a Jaguar Exploración y Producción, compañía mexicana de exploración y producción, creada para maximizar el potencial de las oportunidades derivadas de la Reforma Energética Mexicana. La empresa ha centrado su actividad en los campos terrestres mexicanos, pero no descarta evolucionar a otro tipo de actividades a mediano y largo plazo.

Jaguar Exploración y Producción pertenece a Grupo Topaz, fondo de capital 100 por ciento mexicano con sede en la ciudad de Monterrey. Éste grupo es dirigido por Dionisio Garza Sada, hijo de Dionisio Garza, alguna vez presidente del conglomerado Grupo Alfa. La empresa dice que llegó para quedarse, para ello ha fijado una visión clara de lo que pretende ser en el futuro: convertirse en una compañía de petróleo y gas de clase mundial, construida sobre un legado de aprovechamiento responsable y eficiente de los recursos de México.

Jaguar dice contar con expertos en Ingeniería Petrolera y Geociencias, sus colaboradores acumulan años de experiencia en disciplinas como Geología, Geofísica, Petrofísica, Ingeniería de Producción, Ingeniería de Yacimientos, Perforación, entre otras. Han dedicado la mayor parte de su vida al análisis, diseño y operación de campos petroleros en México y en el mundo. Para garantizar el éxito, funciona con un consejo asesor compuesto por líderes mexicanos con experiencia en transformación de la industria, creación de valor y responsabilidad social. Sus conocimientos y competencias permitirán que se lleve a cabo la misión y visión de la compañía.

Carso Oil and Gas, sí, filial del grupo empresarial más grande e influyente del país, también está presenta ya en el sector energético nacional. Carso Oil & Gas fue constituida por Grupo Carso en 2014 como parte de las maniobras para diversificar las actividades generales del grupo. La división forma parte de la unidad Carso Energy, opera en las áreas de arrendamiento de equipos de perforación (autoelevables), exploración y producción.

Algunos de los proyectos destacados en los que ha participado es el diseño y construcción de nueve equipos perforatorios, tres plataformas de producción incluida la plataforma autoelevable Independencia 1, un equipo de telecomunicaciones y otro de vivienda. En el nombre lleva la historia, Carso Oil and Gas sabe que la reforma energética le permitirá a la empresa trabajar con Pemex en un plano de igualdad, como asociadas, y también podrán competir con la petrolera.

El sector energético mexicano requerirá inversiones anuales de entre 40,000 y 50,000 millones de dólares: Carlos Slim Helú, Presidente de Carso Oil and Gas

Su nacimiento fue estratégico, como todo lo que hace el magnate más rico de México, para el nacimiento de la empresa se fusionó previamente la rama de infraestructura y perforación en una entidad de reciente creación, denominada Carso Oil & Gas. De acuerdo al aviso de fusión, la nueva empresa absorbió a dos firmas que se habían en 2013 de Grupo Carso, lo que l permitió a la nueva empresa iniciar actividades con activos de 3 mil 478 millones de pesos.

Las empresas que desaparecieron son Carso Infraestructura, Construcción y Perforación, que durante años ha sido contratista en importantes proyectos de Pemex y otras entidades de Gobierno, así como Condumex Perforación, que formaba parte de la primera. Carso Infraestructura, Construcción y Perforación, y Condumex Perforación fueron creadas apenas en octubre de 2014 mediante una escisión de Grupo Carso, y habían iniciado operaciones con activos de más de 33 mil millones de pesos. Si bien Carso Oil & Gas ya había sido constituida en 2014, su activo antes de esta fusión era de sólo 62 mil 539 pesos.

La nueva empresa arrancó con un capital social fijo sin derecho a retiro de mil 200 millones de pesos, representado por 17.7 millones de acciones serie A. Entre 2009 y 2013, Carso obtuvo al menos ocho contratos por 4 mil 429 millones de pesos.

Además, Seguros Inbursa, también propiedad de Carlos Slim, es la encargada de las principales pólizas de Pemex. Es mucho el potencial de sinergias que puede desarrollar Carso Oil and Gas en Mñexico, estamos frente a un corporativo que seguramente dará mucho de qué hablar en los años siguientes en el mercado energético nacional, sin duda apunta a ser uno de los grandes jugadores.

Grupo Bailleres, uno de los conglomerados más importantes del país con miles de empleos en sus distintas empresas y toda una trayectoria empresarial por parte de su alta directiva, también tiene presencia en el sector energético, la apuesta tiene un nombre, se llama Petrobal, empresa enfocada en la exploración y producción de hidrocarburos. Es parte de Grupo BAL, conglomerado mexicano de empresas con actividades industriales en minería, seguros, sector financiero y operaciones comerciales. Petrobal tiene una plataforma tecnológica integrada.

La empresa tiene en puerta muchos proyectos, es una de las más jóvenes pero no por ello sin experiencia, contrató como director general a uno de los referentes de la ahora Empresa Productiva del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex), su nombre es Carlos Morales Gil, quien acumuló la friolera de 30 años de experiencia en Pemex. Ya hubo resultados, en asociación con Fieldwood Energy, ganó la cuarta área en la Ronda 1.2, que comprende dos campos de aguas someras con 265 millones de barriles en reservas. Los dos consorcios ganadores tienen proyectada una inversión de 170 millones de dólares.

Grupo Alfa igualmente ronda los negocios potenciales en el sector energético mexicano, por medio de su filial Newpek, empresa que, si bien tiene operaciones en Estados Unidos, ganó recientemente en nuestro país dos campos para producir gas húmedo en Tamaulipas, en asociación con la texana Verdad. Newpek es una compañía dedicada a la exploración y explotación de gas natural e hidrocarburos. Opera actualmente en las formaciones Eagle Ford (EF) y Edwards Trend (ET), en el sur de Texas. La adecuada combinación de socios con gran experiencia en el ramo y una sólida condición financiera constituyen la base del éxito del negocio.

El decano de los legionarios

Como señalamos líneas arriba, no todas las empresas nacionales que han llegado al mercado mexicano son primerizas, también encontramos jugadores que destacan por los años que han participado en el mercado energético nacional incluso en el contexto de un sector cerrado, como lo era el de México hasta hace poco. La mayor productora de petróleo, después de Pemex, es Grupo Diavaz, fundada por los hermanos Luis y Óscar Vázquez Sentíes en 1973. Tiene presencia en 13 estados y ganó un campo en la Ronda 1.3. En Diavaz, el fondo Evercore, donde participa Pedro Aspe, es dueño de 20 por ciento.

Es una sociedad empresarial 100% mexicana, conformada por varias unidades básicas de negocio conjuntamente creadas a través de alianzas estratégicas y comerciales con líderes del sector energético mundial. Inicia operaciones en 1973 como una empresa de buceo, con servicios de mantenimiento a estructuras y plataformas de la naciente industria de exploración y producción de hidrocarburos costa afuera de esa época. En la actualidad, Diavaz se ha convertido en una de las sociedades empresariales más diversificadas y especializadas de México.

Petroleros noveles, aportes a la clase empresarial

En México hasta hace algunos años no había clase empresarial petrolera como existen en otras naciones. En países como Estados Unidos, Venezuela, no se diga Arabia Saudita, Kuwait o Dubái, los empresarios del sector petrolera están claramente definidos y su influencia es notoria, no era el caso de México. Decimos no era porque ahora el sector petrolero podría aportar algunos integrantes a la clase empresarial mexicana, con el paso de los años las inversiones de estos empresarios mexicanos que han creído en México se consolidarán, y podrían registrar beneficios importantes.

Petroleros mexicanos son lo que no existían en el sector empresarial, en un país que es petrolero por naturaleza, estos nuevos petroleros han llegado y se consolidan en la tierra de las oportunidades.

 

Antonio Sandoval