Los efectos ante un eventual recorte del Upgrade

México está advertido, en agosto
pasado la calificadora de valores
S&P Global Ratings bajó a
negativa la perspectiva de las
evaluaciones de largo plazo
de México, unos meses después el panorama
luce desfavorable. La agencia crediticia señaló
que, entre otros factores que le llevaron a tomar
tal decisión, uno de mucho peso fue la mayor
vulnerabilidad de las finanzas públicas ante
los choques externos, debido al aumento del
endeudamiento.
La carga de intereses ―que actualmente se
ubica alrededor de nueve por ciento de los ingresos
del gobierno federal― podría incrementarse,
con lo que las finanzas de nuestro país se vuelven
vulnerables a los choques externos e internos.
Con esa advertencia, existe la posibilidad
de que en cualquier momento, durante los próximos
24 meses, el país pueda sufrir un recorte al
grado de calificación.