Granja porcina aprovecha sinergias para obtención de energía

Instalación croata de biogás de WELTEC BIOPOWER se conecta a la red

En agosto de 2016 entró en funcionamiento una instalación de biogás del fabricante alemán de instalaciones WELTEC BIOPOWER en la ciudad de Varazdin, al Norte de Croacia. La planta de 250 kilovatios instalada en la granja porcina de Dalibor Vrček se adapta perfectamente al circuito propio de la instalación, con producción alimentaria, uso de estiércol licuado y producción energética en forma de electricidad, calor y abono. El elemento base para la producción de energía es el estiércol licuado de una pocilga de nueva construcción, con 130 cerdas y 2800 cerdos de engorde.

En el año 2013, antes incluso de su ingreso en la UE, Croacia ya se había comprometido con el cumpli- miento de los objetivos de protección climática, para alcanzar así las condiciones para la obtención de subvenciones destinadas a proyectos energéticos descentralizados en el ámbito rural. Con estas ayudas europeas y con bonificaciones fijas para energías alternativas, el gobierno Croata desea aumentar en un 30 % la cuota de energías renovables de aquí al 2030. Las condiciones marco son, para ello, excelentes, ya que la producción de biomasa es muy elevada en Croacia. Cuenta entre los principales productores de energías renovables en zonas rurales. En consecuencia, las instalaciones de biogás pueden utilizarse de forma sostenible tanto en la explotación de productos agropecuarios como en la fermentación de residuos orgánicos de la industria alimentaria.

Para la industria familiar de cría porcina de Dalibor Vrček, las condiciones de partida eran óptimas para aprovechar la sinergia entre la cría de animales y la generación de biogás. Junto a la subvención para la construcción, el explotador pudo contar, al tomar la decisión de la inversión, con una bonificación de 19 céntimos por kilovatio-hora de electricidad alimentada a la red durante los próximos 14 años. Estos ingresos suponen una base sólida para diversificar su negocio. „Contamos con la alimentación a la red de dos millones de kilovatios-hora anuales. De esta forma, junto a la agricultura y producción de piensos, así como con la producción porcina y su comercialización, disponemos ahora de un tercer pilar estable“, comenta Dalibor Vrček con alegría por el desarrollo tanto económico como ecológico de su empresa fundada en 1990.

La infraestructura de esta explotación agropecuaria resulta, además, ideal para el nuevo ámbito de negocio. El estiércol licuado puede almacenarse en una fosa previa ya existente, antes de que se bombee al fermentador de acero inoxidable de 1.716 metros cúbicos. Ante la proporción de estiércol licuado, basta con un dosificador pequeño, de 35 metros cúbicos de capacidad, para la aportación de sólidos, como el ensilado de maíz. El resto de la fermentación se aprovecha en su totalidad como abono en sus propios campos; pues Vrček explota más 300 hectáreas de cultivo. Como fuente adicional de ingresos está el aprovechamiento térmico inteligente del sistema de cogeneración, con el que se mejora la rentabilidad de la explotación.