Incremento en tarifas eléctricas, oportunidad para energía solar

Al hablar sobre el nuevo modelo de negocios para el sector solar mexicano, Carlos Flores, director general de la compañía comentó que pese a la devaluación de la moneda mexicana, un sistema solar resulta de más rentable que otras energías, sobre todo para pequeños usuarios. “Se espera que el mercado aumente a 220 MW equivalente a USD $250 millones”.

“De acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener) se consolidaron 16,000 contratos en 2016, alrededor del doble que el años anterior”, subrayó. Asimismo, compartió, han ejercido pláticas con jugadores interesados en desarrollar nuevos proyectos en territorio mexicano.

En reunión con medios, comentó que las alternativas que están emergiendo son la renta de equipos o leasing, esquemas con los que las compañías no piden dinero inicial al usuario por instalar paneles en el techo de una casa, sino que el usuario paga una renta menor a lo ofrecido por la Comisión federal de Electricidad. “Las empresas ofrecen la electricidad a un costo 20% menor a las tarifas de CFE”.

Dijo que los sistemas de generación eléctrica solar resultan ahora 25 por ciento más baratos respecto al año pasado, mientras que la tarifa DAC tuvo una alza de 27 por ciento.

Sobre el tema, explicó que de diciembre de 2015 a enero de 2017 aumentó 27%, lo cual hace más rentable instalar un sistema solar, pasando el retorno de inversión de cinco a cuatro años para los usuarios DAC.

“Con esta tendencia de incremento en las tarifas, a finales de 2017 serán muy rentables los sistemas fotovoltaicos para instalaciones de media tensión. Existen casi cuatro millones de usuarios de energía de pequeña industria y comercios, quienes serán candidatos para instalar paneles solares y obtener importantes ahorros”.

Sumado a estos beneficios, el director general de Conermex aseguró que la instalación de paneles solares en más hogares del país, contribuirá con la mitigación de emisiones contaminantes al ambiente.

Finalmente, añadió que sí bien el panorama es optimista, uno de los principales desafíos se encuentra en la competencia contra empresas extranjeras, las cuales “tienen la capacidad de abarcar el mercado mexicano”. Por ello, dijo que aprovechar la rentabilidad de la generación distribuida y la certeza regulatoria fortalecerán a empresas nacionales.