Llaman a impulsar producción de energía solar distribuida

“Está por llegar la era de la Generación Distribuida. En México tendremos una curva exponencial,  porque los sistemas fotovoltaicos son tecnologías maduras; además,  aprovechamos los precios bajos. Un ejemplo de ello fueran las subastas; a nivel mundial México tiene los precios más competitivos”. Así se manifestó Arturo Duhart, vocero de Asociación Nacional de Energía Solar (ANES) al hablar sobre el potencial de dicha fuente energética en nuestro país.

Asimismo, indicó que hasta julio de 2015 había un acumulado de 21,571 contratos de interconexión a la red eléctrica y, de continuar esta tendencia, para 2024 se alcanzarán 286,000 contratos en esta modalidad, equivalente a una penetración de 5 % en Generación Distribuida.

En su turno, Víctor Ramírez, director ejecutivo de la ANES subrayó que la producción de energía solar distribuida es una fuente que genera más empleos, principalmente en las pequeñas y medianas empresas, además de sumar competitividad al país, por lo cual se debe impulsar de manera decidida el mercado interno de este sector.

Destacó la labor de la Comisión Reguladora de Energías (CRE) por el trabajo que realiza favor de la energía solar, pues actualmente se encuentra en consulta pública las Disposiciones Administrativas de Carácter General  de Contrato Aplicables Para Centrales Eléctricas de Generación Distribuida y Generación Limpia Distribuida y los Modelos del Manual de Generación Distribuida, que están por publicarse.

Al respecto, Javier Romero, secretario de Asuntos Industriales de ANES, explicó que los cambios delimitan la forma en que se trabajará como modelo económico, pues “la CRE se mostró sensible y otorgó impulso a la generación solar distribuida, por lo que las nuevas condiciones  favorecerán a la industria”.

Existen tres esquemas básicos: el primero, similar al ya existente (Net metering) refiere que durante un año el usuario final produce sus electricidad para luego realizar un conteo neto; es decir, a la electricidad producida se le resta la consumida y si existe diferencia a favor de usuario, se le paga al precio marginal, lo cual representa un beneficio adicional.

En el segundo (Net billling), se tendrán dos medidores y contratos independientes, uno para compra de energía y otro para venta; podrá ser con empresas distintas y el usuario contratará de acuerdo a su conveniencia. Dicho modelo permitirá estructurar proyectos más atractivos para media tensión, donde se involucra el sector industrial y comercial.

El tercer modelo permite la venta total de energía, esto sin la necesidad de realizar los trámites para generar calificado, siempre y cuando sea menor a 500 KW, pagando al precio marginal y con la condicionante de un arreglo fotovoltaico menor a la capacidad mencionada en un predio.

En este contexto, el director ejecutivo de la ANES anticipó que la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos es un freno a la transición energética, pues el republicano mantendrá un alto consumo de los hidrocarburos y carbón por encima de las renovables. No obstante, aclaró, en México el panorama podría ser distinto, ya que las subastas de largo plazo  permitieron colocar a la energía solar fotovoltaica como la más rentable económicamente, incluso en el mediano plazo.