Analizan nuevo régimen jurídico de CFE

En la discusión en lo particular del tercer dictamen de las leyes reglamentarias de la reforma energética, senadores de la República analizaron el nuevo régimen jurídico de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad.

 

El senador Fidel Demédicis Hidalgo dijo que el artículo 5 de la Ley menciona que la CFE tiene por objeto prestar el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica, por cuenta y orden del Estado Mexicano, pero generación y comercialización de la electricidad estará a cargo de empresas privadas.

Con ello, acotó el legislador del Partido de la Revolución Democrática, la Comisión Federal de Electricidad va a ceder dos de sus pilares fundamentales a la iniciativa privada y a esto se le llama privatización. Por ello, presentó una serie de modificaciones para revertir esta y otras situaciones.

En contra de las modificaciones, el senador del PRI, Daniel Amador Gaxiola dijo que el Estado destina cada vez más recursos a sostener la operación de la CFE, pues ésta ha desplegado su infraestructura con apoyo de las finanzas públicas y ha subsidiado el consumo de todos los mexicanos; además, ya no puede enfrentar por sí sola el objetivo de electrificación universal que requiere el país.

Dijo que Pemex y CFE generan “nostalgia y ahínco” en muchos grupos, pero se debe reconocer que su actual marco jurídico limita su operación y potencial productivo.

Por tal razón, el dictamen busca fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, empresa que seguirá siendo 100 por ciento propiedad del Estado mexicano, pues se le dotarán de mecanismos administración y operación eficientes para que compita en condiciones de igualdad en el sector eléctrico, señaló el senador Amador Gaxiola.

Por su parte, el senador Alejandro Encinas Rodríguez, del PRD, advirtió que en el artículo 29 se establece una situación de excepción, pues señala claramente que los integrantes del Consejo de Administración de la CFE serán independientes y estarán sujetos a un régimen de control y seguridad distinto al de servidores públicos, por lo que no se someterán a la fiscalización parlamentaria y ni siquiera podrán ser llamados a comparecer ante el Legislativo.

Su compañero de grupo parlamentario, Raúl Morón Orozco señaló que en el tercer dictamen a discusión existe la intención de desmantelar a Comisión Federal de Electricidad, someterla a una enorme debilidad institucional al quitarle la exclusividad de generación de energía y ponerla a competir con otras compañías que tendrán mayores posibilidades y recursos.

El también senador del PRD, Mario Delgado Carrillo, indicó que es necesario ampliar las herramientas de evaluación para determinar si las empresas privadas cumplen con los contratos, metas, objetivos de inversión y respetan las obligaciones de medio ambiente y seguridad industrial.

Del grupo parlamentario del PT, el senador David Monreal Ávila señaló que contrario al objetivo de la iniciativa, lo que se busca es exprimir, extinguir y privatizar a la CFE. Opinó que con la nueva normatividad, el Estado mexicano quedará debilitado y no contará con empresas paraestatales fuertes y consolidadas que respalden la actuación del Gobierno y sus poderes.

Publicado por Senado de la República