Crea el IMP productos químicos para control de daño a la formación en pozos

El Instituto Mexicano del Petróleo dio a conocer la creación de un prototipo químico capaz de dar solución a la problemática de daño a la formación producida en pozos petroleros. Los investigadores del IMP lo han desarrollado específicamente para las características de los pozos mexicanos.

Dicho prototipo químico contribuirá a contrarrestar el fenómeno de “daño a la formación”, auxiliará a reducir la producción diferida y propiciará la disminución de costos de operación. Lo anterior gracias a su capacidad para modificar la mojabilidad de la roca, dispersar asfaltenos y desemulsificar, lo cual remueve el aceite adherido a la superficie de la roca y genera una película protectora para evitar el depósito posterior de los asfaltenos.

Otra propiedad del prototipo es la ruptura de la emulsión y la garantía de una adecuada movilidad del aceite, tanto en la roca productora como en el aparejo de producción. Adicionalmente se disuelve tanto en solventes hidrocarbonados, como en salmueras de alta salinidad y dureza, permitiendo la utilización de agua congénita o de mar, marcando con ello una ventaja tecnológica respecto a otros productos utilizados en la actualidad.

El proyecto es una solución tecnológica y contempla el desarrollo de una serie de productos químicos multifuncionales para controlar los problemas de daño a la formación, provocados por depósitos de asfaltenos y emulsiones agua en aceite.