ExxonMobil inaugura 8 estaciones de servicio en Querétaro

Una de las petroleras más grandes del mundo inicia su servicio de venta de combustible al público, bajo un esquema diferente resultado de la Reforma Energética.

En asociación con Grupo ORSAN, empresa regiomontana con más de 30 años de experiencia en la venta y distribución de combustible, ExxonMobil inició formalmente a vender gasolina y diésel importado desde sus refinerías en Houston, Texas, directamente al consumidor mexicano. ExxonMobil añade un aditivo, de nombre Synergy, que busca ofrecer una serie de ventajas como ayudar a limpiar el sistema de inyección, inhibir la corrosión y evitar la acumulación de agua en el tanque, entre otras.

Además de tener ofrecer una imagen limpia, moderna y novedosa la empresa capacitó al personal de grupo ORSAN, denominados Agentes de Servicio, para ofrecer la mejor atención. Para mantener los niveles de confianza, la empresa implementó un programa denominado Combustible Garantizado, para ello contrató los servicios de la multinacional Intertek, la cual se dedica a ofrecer soluciones de inspección y control de calidad en varias partes del mundo. Su labor será la de hacer inspecciones aleatorias en las estaciones de servicio, para constatar la calidad y cantidad de gasolina y diésel que se ofrece al público.

Izquierda: las pipas que usara ExxonMobil para transportar combustible a las estaciones de servicio. Derecha: el vehículo que usara Intertek para realizar inspecciones.

La petrolera planea abrir 50 estaciones en la región del bajío mexicano durante el primer trimestre del 2018. Gracias a esto y una inversión de 300 millones de dólares durante los próximos 10 años, ExxonMobil busca obtener un lugar predominante en un mercado gasolinero en el que, actualmente, existen alrededor de 30 marcas sin olvidar al jugador más grande: Petróleos Mexicanos, el cual, de acuerdo a datos recabados por la SENER, tiene alrededor del 80% del mercado.