La oferta no cede, temen que presiona más los precios

En un entorno de incertidumbre en los mercados petroleros por el rumbo que tome la economía global tras el triunfo en las elecciones presidenciales estadounidenses de Donald Trump, un factor que añade volatilidad a los precios es el de la oferta, que se mantiene al alza.

Datos de la Agencia internacional de Energía, y de empresas petroleras privadas, señalan que los depósitos de petróleo en varios países han alcanzado niveles de saturación, obligando incluso al alquiler de buques para depósito de petróleo en el mar, pero lo peor es que las expectativas indican que la oferta seguirá.

Ayer la cotización del petróleo WTI bajó 0.21 por ciento y se colocó en 43.32 dólares, niveles no vistos desde mediados de septiembre pasado. En el corto plazo, el exceso de oferta no se detendrá, señala un análisis de Bloomberg repartido también ayer en el mercado.

la misma fuente, indica que en el Mar del Norte ya están instalados buques gigantescos que acumularán petróleo en su interior, son los denominados Aframax, cuyos tanques de depósito pueden servir para el objetivo.

Lo anterior podría ser una exageración de no ser porque naciones como Canadá, Rusia y Brasil incrementan su producciòn con la apertura de nuevos pozos en sus territorios, mientras que Irán sigue la misma ruta, este país es uno de los grandes jugadores del mercado global ya que se teme que los años de bloqueo a su producción no alteró su infraestructura y cuenta con la capacidad para producir mucho más petróleo del actual, si así lo decide.

El 30 de noviembre es una fecha clave para las expectativas de corto plazo en el mercado, la reunión del cartel petrolero de la OPEP abre las esperanzas de un acuerdo que modere la oferta, para tratar de “levantar” los petroprecios a niveles de 50 dólares por barril.

Lo malo es el escepticismo del mercado, muy pocos creen que los miembros de la OPEP sean capaces de alcanzar acuerdos concretos, de cristalizarse el pesimismo, es posible que el precios de 33 dólares por barril también se haga realidad.