México avanza en la descarbonización de su sector energético: Siemens

La generación de energía a nivel mundial produce alrededor del 30 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero varios países, entre ellos México, avanzan en su “descarbonización”, destacó la multinacional Siemens.

Durante el Foro Internacional de Talento y Energía, celebrado en Saltillo, Coahuila, José Miguel Macho, vicepresidente de Energía y Gas de Siemens México, destacó que el país está experimentando cambios en la forma en que genera energía.

El directivo informó que un número creciente de países como México -donde se aprobó una reforma energética- están llevando a cabo acciones para hacer sus sistemas de energía más sostenibles, ya que en los próximos años, la demanda mundial de electricidad continuará disparándose.

Expuso que la “descarbonización” económica requiere un sistema de energía integrado, que sea óptimo en lo económico, seguro para el suministro y sostenible. En primer lugar, dijo Macho, el sistema necesita una columna vertebral de generación estable, que será proporcionada por los combustibles fósiles en las próximas décadas. Aquí, las centrales de gas reemplazarán a las plantas de carbón, ya que las plantas de gas producen mucho menos CO2 y también pueden funcionar con mucha más flexibilidad, expuso.

“Las centrales eléctricas de gas ya se utilizan cada vez más para compensar las renovaciones variables de entrada para mantener la estabilidad en el sistema”, explicó el directivo de Siemens.

“Un segundo punto es que el desarrollo de las energías renovables se acelerará aún más, en parte porque las tecnologías se han vuelto más competitivas en los últimos años y serán aún más baratas en el futuro a través de nuevas innovaciones e industrialización”, resaltó.

José Miguel Macho, explicó que “los expertos dicen que hasta el año 2040, casi las tres cuartas partes de todas las inversiones en el sector energético serán en energías renovables, tendencia que será impulsada en parte por los costos de tecnología que descenderán hasta en un 60 por ciento”.

Un tercer aspecto para la “descarbonización” es la gestión de la transmisión y distribución de energía será un factor mucho más decisivo, pues la red eléctrica se convertirá en el elemento esencial que gestione tanto la generación como el consumo