Desarrolla IMP proceso de hidrogenación para mejorar el valor de crudos pesados

El Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) desarrolló una tecnología que permite producir crudos ligeros a partir de crudos pesados, con bajos costos tanto de inversión como de operación y una rentabilidad atractiva. Se trata de la tecnología HIDRO-IMP®, la cual presenta importantes ventajas económicas y operativas sobre las tecnologías convencionales y resulta la mejor opción para el mejor aprovechamiento de los crudos pesados. Se basa la incorporación de hidrógeno al petróleo crudo, mejorando sus propiedades físicas para facilitar su refinación y aumentar su valor. En México los crudos pesados corresponden aproximadamente al 54% de la producción total de crudo, por lo que esta tecnología responde a la necesidad de resolver los problemas de transporte y procesamiento de este tipo de hidrocarburos.

Publicado por IMP

 

El Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) desarrolló una tecnología que permite producir crudos ligeros a partir de crudos pesados, con bajos costos tanto de inversión como de operación y una rentabilidad atractiva.

Se trata de la tecnología HIDRO-IMP®, la cual presenta importantes ventajas económicas y operativas sobre las tecnologías convencionales y resulta la mejor opción para el mejor aprovechamiento de los crudos pesados. Se basa la incorporación de hidrógeno al petróleo crudo, mejorando sus propiedades físicas para facilitar su refinación y aumentar su valor.

En México los crudos pesados corresponden aproximadamente al 54% de la producción total de crudo, por lo que esta tecnología responde a la necesidad de resolver los problemas de transporte y procesamiento de este tipo de hidrocarburos.

La aplicación de la HIDRO-IMP® representa beneficios económicos de más de 30% en comparación con los procesos convencionales. El proceso y los catalizadores de este desarrollo están patentados en México, Estados Unidos, Singapur, Rusia y Australia, y en trámite de patente en otros países.

El producto se ha evaluado exhaustivamente en plantas piloto, así como a través una prueba semiindustrial con diversos crudos pesados en una planta de Nueva Jersey, Estados Unidos, en donde las propiedades del crudo mejorado resultaron constantes y ligeramente mejores a las esperadas, mientras que la conversión y la formación de sedimentos también se mantuvieron controladas y bajo los parámetros esperados, lo que demuestra la viabilidad técnica de este proceso.

El control de estos parámetros permite evitar problemas de excesivo incremento de la caída de presión, que es uno de los retos en este tipo de sistemas, los cuales se logran abatir con la incorporación de elementos especiales en el reactor. En este sentido, dos compañías internacionales corroboraron aspectos que soportan su estabilidad y funcionamiento.

Entre sus principales aplicaciones destacan la conversión de crudos pesados y extrapesados hacia crudos intermedios de mayor valor en el mercado, ya sea para incremento de calidad o para transporte, así como el pretratamiento de crudos pesados y extrapesados antes de alimentarse a la refinería.

Comparada con otras tecnologías comerciales de hidrodesintegración para mejorar crudos pesados, la HIDRO-IMP® posee ventajas competitivas como menores costos de inversión y menores consumos de hidrógeno y de catalizadores, además de una operación mucho más segura y estable.