Reforma energética hará más eficiente a industria automotriz: Bruno Cattori, CEO de FCA México

La reforma energética ayudará a hacer más eficiente a la industria automotriz de México, pues uno de sus mayores impactos y beneficios será en la reducción de los costos de la electricidad, que en la actualidad se paga más cara en nuestro país que en otras partes del mundo, dijo el ingeniero Bruno Cattori Alonso de Florida, presidente y CEO de FCA México. En conferencia dada en la Universidad Iberoamericana, reconoció que la industria automotriz mexicana ha realizado un extraordinario trabajo en los últimos 20 años, pero otras naciones también, por lo cual lo hecho en el pasado no garantiza el éxito futuro, y en ese sentido este sector en México tendrá que volverse más eficiente en materia de energía, procesos y comunicaciones.

Publicado por UIA

 

La reforma energética ayudará a hacer más eficiente a la industria automotriz de México, pues uno de sus mayores impactos y beneficios será en la reducción de los costos de la electricidad, que en la actualidad se paga más cara en nuestro país que en otras partes del mundo, dijo el ingeniero Bruno Cattori Alonso de Florida, presidente y CEO de FCA México.

En conferencia dada en la Universidad Iberoamericana, reconoció que la industria automotriz mexicana ha realizado un extraordinario trabajo en los últimos 20 años, pero otras naciones también, por lo cual lo hecho en el pasado no garantiza el éxito futuro, y en ese sentido este sector en México tendrá que volverse más eficiente en materia de energía, procesos y comunicaciones.

Por otra parte, la industria automotriz deberá aumentar su productividad para que pueda incrementar los sueldos que ofrece, y estos sean similares a los de otros países, para que no sea solamente la mano de obra barata lo que esté atrayendo inversión a México -que no es su único atractivo, pero sí ha sido relevante-, agregó Cattori, egresado de la Licenciatura en Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la Ibero.

En su ponencia “Industria automotriz mexicana. Retos y oportunidades”, destacó que ésta representa 19.8 por ciento del producto interno bruto manufacturero, 15 por ciento de la mano de obra industrial, genera el doble de divisas que la industria petrolera, así como 700 mil empleos. Añadió que el año pasado en México se armaron poco más de 3.2 millones de vehículos, lo que ubica a nuestro país como el séptimo productor y cuarto exportador de autos del mundo.

Entre los aspectos nebulosos están las bajas ventas en el mercado doméstico, ya que 80 por ciento de la producción se exporta, y 82 por ciento de estas exportaciones tienen como destino Estados Unidos y Canadá, lo que supone un riesgo (al no tener mayor apertura a otros mercados).

Otro aspecto negativo para la industria es la importación desde Estados Unidos de autos chocolate, vehículos que pese a no cumplir con las normas de emisiones, no pagar impuestos y carecer de dispositivos de seguridad, en 2013 entraban a México tres, por cada cinco vehículos nuevos vendidos en nuestro país.

Por fortuna, dijo Cattori, el gobierno federal ha tomado acciones concretas y efectivas para reducir esto. En los primeros tres meses del año ha habido una reducción de 75 por ciento en la importación de autos chocolate, mientras que la industria automotriz ha tenido un crecimiento del 22 por ciento, lo que deja ver una clara relación entre ambos factores.

Al señalar las fortalezas de la industria automotriz enunció: México es el país con más tratados de libre comercio firmados, ofrece un entorno laboral, social y económico estable; su ubicación geográfica favorece la exportación de vehículos y autopartes a los principales mercados del mundo, ofrece una eficiente y moderna infraestructura para la producción de vehículos, tiene capacidad instalada altamente tecnificada y flexible, que permite la fabricación de múltiples modelos; su mano de obra está entre las mejores del mundo, al ser competitiva y calificada; y cuenta con una sólida base de proveedores alrededor de los centros de producción.

Entre las amenazas y debilidades mencionó: alta dependencia de Estados Unidos, recuperación lenta de los mercados europeos, barreras arancelarias (en Brasil y Argentina), incremento en los niveles de inseguridad, crecimiento moderado del mercado interno, falta de incentivos para la renovación del parque vehicular, falta de programas para desarrollar el mercado de vehículos de energías alternativas y de última tecnología.

Y como oportunidades destacó que cabría fomentar: la deducibilidad de los vehículos, programas para estimular la renovación del parque vehicular, ofrecer financiamiento con mejores condiciones y mayor acceso, programas para la compra de vehículos de tecnologías alternativas, diversificar las exportaciones a otros mercados para reducir la dependencia de EU, y que se presentara un crecimiento del mercado interno de EU.

La Conferencia “Industria automotriz mexicana. Retos y oportunidades” se realizó como parte del interés de la Universidad Iberoamericana, por medio de su Dirección de Enlace Social y Empresarial, por aumentar su comunicación y vinculación con las empresas y quienes las encabezan.

La plática del CEO de FCA México (compañía automotriz que integra a las marcas Chrysler, Dodge, Jeep, Ram, Fiat, entre otras) también se llevó a cabo por iniciativa del Fondo de Investigación y Cultura Superior (FICSAC), patronato económico y de desarrollo de la Universidad Iberoamericana, cuyo presidente, maestro Pedro Padierna Bartning, invitó a participar a Bruno Cattori en el Comité de Vinculación del patronato, oferta que el ingeniero Cattori aceptó gustoso.