OCDE reconoce a órganos reguladores del sector energético mexicano

????????????????????????????????????

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha reconocido el trabajo, las funciones y facultades de los órganos reguladores del sector energético mexicano –estos son: la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Agencia de Seguridad Energía y Ambiente (ASEA)– ya que han logrado un avance importante, con una buena actuación, en el proceso de implementación de la Reforma Energética.

Lo anterior, en las recomendaciones y conclusiones que presentó con el estudio “La Gobernanza de los reguladores. Impulsando el desempeño de los órganos reguladores en materia energética de México”, que, entre otras cosas, afirma: “los órganos reguladores del sector energético mexicano, CNH, CRE y Asea, han sorteado con éxito los retos relativos a sus nuevas funciones y facultades, así como a la interacción con un creciente número de actores públicos y privados del sector”. Estos cambios ambiciosos requieren la coordinación entre diversos organismos. A medida que avanza la implementación de la reforma, hay una clara y urgente necesidad de hacer que la nueva infraestructura de gobernanza sea más eficaz”.

Por otro lado, las recomendaciones que destaca el estudio, en voz y palabras de Nick Malyshev, director de la División de Política Regulatoria de la OCDE, son:

  • Promover la operatividad del Consejo de Coordinación del Sector Energético (CCSE) como coordinador de alto nivel para la instrumentación de la reforma con planes de trabajo y subcomités transparentes, así como facultades para resolver controversias.
  • Aclarar y armonizar las metas y prioridades de los órganos, con objeto de minimizar la duplicación.
  • Crear una ventanilla única que ayude a simplificar los procedimientos para obtener licencias, mejorar la coordinación y sacar adelante la agenda de manera coordinada.
  • Actualizar el contexto jurídico de la ASEA y considerar la armonización del estatus de la ASEA con el de la CRE y la CNH.
  • Considerar acuerdos presupuestarios multianuales y autonomía fiscal para los tres organismos, lo que puede dar estabilidad y facilitar la planeación a largo plazo, a la vez que los protege de cualquier influencia y presión indebidas.
  • Estimular un diálogo más estructurado y formal con el Congreso como parte de las actividades de los reguladores.
  • Y: alinear el monitoreo de calidad regulatoria entre la ASEA, la CNH y la CRE para compartir y armonizar sus planes.

Durante la presentación del reporte, el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, destacó que con la Reforma Energética, el sector regulatorio se transformó sustancialmente y los órganos reguladores se convirtieron en una pieza clave para garantizar, tanto la competencia efectiva, el funcionamiento eficiente de los mercados, como la transparencia en los permisos, asignaciones y adjudicaciones del Estado; señaló que un modelo energético como el que México asume, requiere de órganos reguladores muy fuertes, coordinados y con potestades reales para vigilar el funcionamiento de los mercados.

Por su lado, Guillermo García Alcocer, presidente de la CRE indicó que las 24 recomendaciones derivadas del estudio han fructificado en acciones concretas que ya se están instrumentando, organizadas en cuatro ejes temáticos, distribuidos entre el Consejo Coordinador del Sector Energético y los tres reguladores: coordinación institucional, coordinación entre los reguladores, evaluación del desempeño y presupuesto y recursos humanos.

También habló el director ejecutivo de ASEA, Carlos Regules, y dijo que el enfoque integrador del reporte tiene un potencial enorme de posicionarse como un parteaguas que identificará mejores prácticas, las cuales podrán ser exportadas a otros lugares del mundo.

Por último, el Comisionado Presidente de la CNH, Juan Carlos Zepeda, enfatizó que, derivado del reporte, el reto ahora es consolidar las lecciones aprendidas y continuar trabajando para mejorar la coordinación entre las instituciones, “para que el ejercicio de nuestras atribuciones desarrolle de la mejor manera la industria de los hidrocarburos en México, administrando eficientemente los recursos de hidrocarburos en beneficio de todos los mexicanos”.

El estudio se analizó en la Red de Reguladores Económicos (NER, por sus siglas en inglés) de la OCDE en noviembre de 2016. La primera fase del estudio, fue publicada en diciembre de ese mismo año, que se centró en la coordinación y la gobernanza externa; el estudio quedará terminado con una segunda parte que examinará la gobernanza interna de los tres órganos y será analizado por la NER en el mes de abril de 2017.