Primera gasolinera extranjera es inaugurada en México

La empresa inglesa BP, antes conocida como British Petroleum, inauguró la primera gasolinera extranjera en nuestro país, de su propia firma, ubicada en Ciudad Satélite, Naucalpan, Estado de México. De igual forma, la corporación, que es la quinta a nivel mundial por nivel de ventas, y la octava por tamaño de producción, anunció que abrirá otras 1500 estaciones de servicio en territorio mexicano.

Durante el evento de inauguración, llevado a cabo en el Museo del Cárcamo de Dolores, en el Bosque de Chapultepec, Álvaro Granada, director de downstream en México, destacó que la expansión se concentrará en la zona conocida como “cinturón central”, que compone los estados del centro y bajío de nuestro país; no obstante, el proyecto a largo plazo de BP es cubrir todo el territorio nacional. “Las inversiones pueden variar dependiendo la estación, pero sumando sólo la infraestructura, será una cifra de miles de millones de dólares”, anunció.

Por otro lado, Paul Augé, vicepresidente de nuevos negocios de BP Downstream Latinoamérica, explicó que la expansión se realizará abriendo sus propias estaciones, y también comprando las existentes. “Dependerá del lugar para saber cuántos vamos a comprar, de inicio estaremos comprando, como sucedió en Satélite”, dijo.

La particularidad que tendrá la gasolina BP será la de contar con un aditivo llamado Active, exclusivo de la marca, que permitirá un mejor rendimiento en el motor, y un menor desgaste.

Las palabras del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, al respecto también fueron importantes: “el ingreso de British Petroleum marca un hito en el país, pues los mexicanos tendremos posibilidad de comprar gasolinas de una de las marcas mas importantes del mundo”, y afirmó asimismo que con la entrada de BP ya son 8 las marcas de estaciones de servicio que existen en el país y que le están ofreciendo a los consumidores más opciones; aseguró que habrá más en los próximos años.

Aseguró que la apertura del sector de los combustibles traerá 3 beneficios: el fortalecimiento de la seguridad energética con más capacidad de almacenamiento; un sistema de transporte mas eficiente, seguro y competitivo que permita racionalizar los costos de logística, y la posibilidad de ofrecer al consumidor una amplia gama de opciones.