TALOS ENERGY LLC ANUNCIA DESCUBRIMIENTO HISTÓRICO EN AGUAS SOMERAS DE MÉXICO

TalosTalos Energy LLC, en carácter de operador y en consorcio con Sierra Oil and Gas S. de R.L de C.V. (“Sierra”) y Premier Oil Plc (“Premier”), anunció que el pozo exploratorio Zama-1 encontró petróleo en aguas someras del Golfo de México. Talos tiene una participación de 35% en el consorcio, mientras que Sierra y Premier tienen un 40% y 25% respectivamente.

El pozo Zama-1 es el primer pozo exploratorio en aguas someras en ser perforado por el sector privado, en la historia moderna de México. El pozo, bajo un tirante de agua de 166 metros y ubicado a 60 kilómetros de la costa de Dos Bocas en el Bloque 7, ha alcanzado una profundidad inicial vertical de aproximadamente 3 mil 383 metros.

Los análisis preliminares indican que:

  • Se encontró un depósito de más de 200 metros de espesor impregnado de petróleo en areniscas del Mioceno Superior, sin encontrar contacto de agua en un intervalo de carga de aceite superior a los 335 metros.
  • Las estimaciones iniciales de petróleo bruto en el yacimiento (Oil In Place) para el pozo Zama-1 oscilan entre mil 400 y 2 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente (los cuales superan nuestra estimación previa a la perforación del pozo), algunos de los cuales podrían extenderse a un bloque vecino.
  • Las pruebas iniciales de muestras de hidrocarburos reflejan la existencia de aceite ligero, de entre 28° y 30° API y algunos gases asociados.

En palabras de Tim Duncan, Presidente y Director Ejecutivo de Talos: “Este es un descubrimiento histórico y significativo, y no podríamos estar más orgullosos de nuestro equipo de trabajo, altamente calificado, tanto de México como de los Estados Unidos, el cual ha trabajado conjuntamente de forma segura y eficiente para hacer este proyecto realidad. Creemos que este descubrimiento representa exactamente los objetivos de la reforma energética: nuevos capitales, nuevos participantes y un espíritu de innovación que permitirá generar nuevos empleos locales e  ingresos para el gobierno mexicano. Estamos emocionados por seguir adelante con la evaluación de este descubrimiento y continuar desarrollando más oportunidades únicas como esta. Vemos un futuro brillante para la industria en aguas mexicanas en los próximos años”.

“Este éxito es el resultado de un excepcional esfuerzo por parte de nuestros equipos técnicos y de operaciones, en conjunto con nuestros socios del consorcio, Sierra y Premier”, de acuerdo con Duncan. “El equipo merece un gran reconocimiento por su dedicación al proyecto y por su liderazgo al hacer de Talos el primer operador petrolero privado en Mexico, a cargo de los primeros bloques adjudicados tras la reforma energética; así como al perforar el primer pozo descubridor privado en aguas mexicanas, como resultado del nuevo modelo energético mexicano”.

El pozo se empezó a perforar el 21 de mayo de 2017 utilizando la plataforma de perforación Ensco 8503. La Compañía está colocando un revestimiento para proteger los yacimientos descubiertos antes de continuar la búsqueda de objetivos exploratorios más profundos, hasta una profundidad vertical aproximada de 4 mil 267 metros. No hay planes para efectuar inmediatamente pruebas de pozo. Se necesitará una evaluación adicional para calibrar el pozo con la información sísmica reprocesada existente, y para determinar los planes futuros y las siguientes localizaciones que definirán la extensión de los recursos descubiertos.

Cabe recordar que en 2015 la Compañía, en conjunto con sus socios Sierra y Premier, firmó dos contratos de producción compartida con la Comisión Nacional de Hidrocarburos, para explorar los Bloques 2 y 7. Estos contactos fueron adjudicados al consorcio durante la primera licitación de bloques exploratorios de petróleo y gas en México, en más de 80 años. Los Bloques 2 y 7 están ubicados en la Cuenca del Sureste, una de las provincias más prolíficas con hidrocarburos probados en aguas someras de la costa de Veracruz y Tabasco. Los Bloques 2 y 7 tienen aproximadamente 660 kilómetros cuadrados de superficie.