Innovación en la industria del transporte

Viajar en tren podría ser más rápido que hacerlo por avión y para esto, el peso podría ser fundamental. El nuevo transformador de tracción Effilight de ABB es hasta 20 por ciento más ligero que un transformador de tracción convencional y 50% más eficiente.

“En los trenes clásicos tirados por locomotoras, un transformador pesado no es necesariamente un inconveniente, ya que contribuye a la adherencia: la fuerza máxima que la locomotora puede aplicar para tirar de un tren sin perder la adherencia a los carriles está limitada por su propio peso. Pero los trenes de pasajeros modernos suelen componerse de varias unidades con el material de tracción no concentrado en la locomotora, sino distribuido a lo largo del tren en los propios coches de pasajeros”, explicó la compañía en un comunicado.

El Effilight, lanzado al mercado el año pasado, tiene la parte activa sumergida por completo en aceite, lo cual hace que la cantidad de este líquido no sea la ideal; sin embargo, ABB desarrolló un concepto de transformador híbrido con un depósito de aceite pequeño alrededor del devanado y el núcleo al aire.

De esta forma, ABB, mediante investigación constante, logró gran ahorro de peso ―de hasta 20 por ciento― e incremento en la eficiencia del transformador, porque se añadió más cobre para reducir la resistencia del devanado.

En el prototipo, los devanados de la “parte activa” y el cerramiento no requieren rediseño para adaptarse a distintas posiciones de montaje, ya sea en el techo, bajo el bastidor o en una sala de máquinas, por lo cual un mismo transformador admite distintos equipos y reduce costes de formación gracias al uso del mismo tipo en toda la flota.

Además, las funciones de mantenimiento y protección son las mismas para Effilight y para los transformadores clásicos, lo cual significa que un transformador puede sustituirse sin que ello afecte a los procesos, y sistemas de mantenimiento y protección actuales.