Innovación es necesaria para superar retos, coinciden autoridades

En el marco del XXII Foro de Transformación Industrial y de la XII Exhibición de Proveedores de equipos, insumos y servicios para la industria petrolera, llevado a cabo el 21 y 22 de septiembre en las instalaciones del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), Carlos Murrieta Cummings, director general de Pemex Transformación Industrial, comentó que México aspira a tener una industria de la transformación de los hidrocarburos a nivel internacional totalmente competitiva, lo cual se logrará aprovechando las capacidades en ingeniería y el talento mexicano, alineando esfuerzos entre los participantes del sector.

Dijo que ante el entorno de competencia es necesario tener una mayor innovación tecnológica para atender los retos en cuestión de calidad de combustibles, suministros y manejo del medio ambiente; condiciones de gran demanda para el bien de la industria nacional, y en donde este tipo de foros son una oportunidad para lograrlo.

Durante la conferencia plenaria Retos y perspectivas de la refinación en México, el ingeniero Cutberto Azuara Pavón, director de Producción de Pemex Transformación Industrial, señaló que con la caída de los ingresos petroleros, la eficiencia del gasto es prioridad para Petróleos Mexicanos, lo cual privilegia la rentabilidad económica de los proyectos; el control del gasto; la disciplina en la toma de decisiones acorde al presupuesto; la eficiencia administrativa para lograr mejoras en los factores de la producción y eficiencia para mejorar el ciclo de liquidez de la empresa.

En su intervención, dentro de la sesión Sustentabilidad energética: Acciones para fortalecer la oferta nacional de gasolinas y diesel en México hacia 2030,  Ernesto Ríos Patrón, director general del IMP, comentó que la institución que dirige reunió a un grupo de especialistas para analizar y reforzar una propuesta de doce postulados base, con el fin de definir una política de oferta nacional de gasolina y diesel basado en cinco  puntos: Avances en la integración energética de américa del norte; liberalización de precios de combustibles; financiamiento del crecimiento por fuentes no presupuestales; cambio jurídico en el rol y responsabilidad de Pemex y posibilidad de nuevas fuentes de abastecimiento.

De los doce postulados destacó el rezago en la operación del Sistema Nacional de Refinación, con impacto en su eficiencia técnica y rentabilidad. “Hay una oferta nacional de combustibles en México que puede aumentar a través de cinco acciones técnicamente factibles y en donde, por su visión experta y multidisciplinaria, el Instituto puede insertarse como apoyo tecnológico requerido por la Secretaría de Energía para proponer y elaborar un programa de desarrollo para la industria downstream, en el nuevo esquema establecido en la Reforma Energética”.

Expuso que la demanda de combustibles en México crece a un ritmo superior al de la población y el PIB, mientras que la oferta se ha visto disminuida notablemente debido a una baja en la disponibilidad de las refinerías que conforman el Sistema Nacional de Refinación. “Para mejorar la operación de la infraestructura actual como para construir nueva capacidad de refinación, el IMP propone cinco acciones para el desarrollo del SNR para el periodo 2017-2023, las cuales permitirán, entre otros aspectos, incrementar la oferta de gasolina en 460 MBPD y la de diesel en 327 MBPD”.

Asimismo, calificó como clave a la tecnología para eficientar los sistemas de producción y distribución, pero también para impactar la cadena de valor económico.

Por su parte, Guillermo Pineda Bernal, comisionado de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), durante su ponencia La Comisión Reguladora de Energía en la Transformación Industrial Energética, apuntó que el IMP no sólo se ha distinguido por formar recursos humanos especializados y profesionales petroleros, sino por la investigación científica que realiza desde hace 51 años, la cual ha sido un eslabón y soporte importante para el desarrollo de Petróleos Mexicanos y el progreso de México.

Luego de señalar que el IMP será la institución que soporte y apoye técnicamente a la CRE en lo concerniente a calidad de los combustibles, Pineda Bernal aclaró que la Comisión reconoce el trabajo realizado por Pemex y es sensible a los cambios que se presentan, sobre todo ahora tiene que competir en igualdad de circunstancias con organismos que antes eran sus proveedores. “Pemex se convierte en un competidor más, pero como puntualmente señaló Carlos Murrieta y así será, la CRE debe ir ahora de la mano de los regulados”, finalizó.