Pepe Toño tiene dos caminos: Pemex o SHCP; ¿Se queda o se va?

Por Miguel Ángel García Bautista

Cada vez se acercan más los tiempos de las definiciones, y no nos referimos en ésta ocasión a las candidaturas presidenciales ni a los panistas rebeldes emplazados en las últimas horas por el “chico maravilla” de su partido para que se definan si están con el frente o contra él, aunque Ricardito sea el único que no vea que gente como Cordero, Lozano y Gil Zuarth están totalmente contra el frente y contra su líder. Sin embargo, lo que les vamos a platicar sí tiene una estrecha relación con el proceso electoral.

Resulta que José Antonio González Anaya, Pepe Toño para los cuates, simple y sencillamente después de haber sido auscultada su tarea por el presidente del partido, que no es precisamente el Enrique que despacha en el PRI sino el que manda desde un lugar con muchos árboles con olor a pino, tiene dos caminos.

El orden de los factores no altera el producto, así es que digamos que una de las opciones para Pepe Toño es la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tiene todo para ser el titular de las finanzas públicas: Experiencia, capacidad técnica, respeto entre la comunidad financiera nacional e internacional y por si fuera poco sobrada capacidad mostrada y demostrada en las escuelas más prestigiadas del mundo. Todos esos son los pros.

Los contras. No tiene mucho margen tanto en tiempo como en cifras para demostrar su capacidad y darle un viraje fiscal al país, por lo que si presencia en la SHCP sería solamente para darle seriedad, respeto y estabilidad a las finanzas nacionales, lo que no es poca cosa, pero quizás podría ser más útil en otras tareas ya que funcionarios respetables también hay varios. Como sea tiene todo para llegar a despachar en uno de los principales despachos de Palacio Nacional.

Pepe Toño está descartado definitivamente para Banco de México (Banxico), dicen quienes saben del tema. “No irá a Banxico porque lo suyo, lo suyo, no está enfocada a políticas monetarias ni nada de eso, es un ducho en administración y en revivir muertos que están financieramente en el hoyo”, dice una de las fuentes consultadas. “Banxico no será su casa, Pepe Toño es demasiado activo para sentarse en un sillón viendo y analizando cómo se despedazan en los mercados y diseñando estrategias de política monetaria para mantener el poder adquisitivo de la moneda; haría un buen papel, pero lo suyo es otra cosa”, señala otro de los consultados.

Por tal motivo, el otro camino que tiene es el de mantenerse en Pemex, que no es de ninguna manera poca cosa, se trata de la empresa más valiosa del país, de la joya petrolera de México, de una compañía que vale más que varias economías del planeta y que, por si fuera poco, él resucitó, igual que como lo hizo con el IMSS.

La hora de las definiciones se acercan y todo indica que Pepe Toño tiene solamente dos caminos: SHPC o Pemex, no hay más por el momento.

La decisión la tiene Enrique, no el del PRI sino el otro, sin duda alguna Pepe estará en el paquete de ajustes que sucederán en los próximos meses, incluso aunque se quedara en Pemex, porque si eso sucede lo que las fuentes están seguras es que habría sido luego de una profunda revisión no de su tarea, en la que ha cumplido con creces, sino porque ahí es donde lo quiere el dueño, para lo que venga.